Alaikapela in the news

El pasado mes de noviembre se pasaron del Diario de Noticias por nuestro ensayo semanal. Estuvieron conversando con varios de los componentes de nuestro coro y tomaron esta estupenda fotografía donde nos inmortalizaron al grupo.
Más abajo encontraréis el artículo que se pudo leer en la publicación del diario del día 11 de ese mismo mes.
 
—————————————————————————————————————————————————————————————–
 
Daniel Amatriain (primero por la izquierda en la fila superior) junto a varios de los integrantes del coro de gospel Alaikapela.
Daniel Amatriain (primero por la izquierda en la fila superior) junto a varios de los integrantes del coro de gospel Alaikapela.

El coro de gospel Alaikapela es el único dedicado a transmitir la música afroamericana en Navarra y tiene en el canto a capella su principal virtud.

El gospel es un estilo de música que surgió en el siglo XVIII a raíz de la esclavitud africana en Estado Unidos y se popularizó a principios del siglo pasado en el país norteamericano. Unida a la iglesia afroamericana, esta música comenzó a abarcar otros estilos y a expandir sus fronteras. A día de hoy se puede escuchar en muchísimos lugares por todo el mundo. También en Navarra. El coro de gospel Alaikapela, que tiene su lugar de ensayo en la Asociación de Vecinos de Ezcaba, ha sido el encargado desde el año 2006 de traer este estilo de música a la sociedad navarra.

El coro, que debe su nombre a la unión de la palabra a capella junto con alaitasuna (alegría en castellano), surgió de la iniciativa de un grupo de amigos que movidos por su pasión por el gospel decidieron crear esta agrupación.

Desde hace cuatro años el riojano Daniel Amatriain es el encargado de dirigir esta agrupación. «Es un coro que lleva bastantes años funcionando y en cuanto al estilo de música es distinto a lo que estamos habituados a ver como un coro», señala Daniel Amatriain, quien con tan solo cincos años comenzó sus estudios de música y con dieciséis terminó las especialidades de Piano y Flauta Travesera en el Conservatorio Profesional de Música de Calahorra.

Algo diferente

El gospel que Alaikapela canta es, según su director, mucho más alegre y abierto a improvisaciones «que permiten divertirse más». Además, en cuanto al gospel eclesiástico actual de las iglesias norteamericanas, Alaikapela es un coro totalmente laico que basa su estilo en temas Negro Espirituales, «que es el estilo que se cantaba en los campos de trabajo».

Daniel Amatriain también destaca la peculiaridad de este coro que basa su música en el canto a capella: «A diferencia del gospel de iglesias, nosotros no utilizamos ningún tipo de instrumentación y si hacemos algo de percusión lo emitimos con nuestro propio cuerpo a base de chasquidos, palmas o golpes torácicos».

Aunque la base de Alaikapela siempre es el gospel, este coro está abierto a otros estilos musicales. «Adaptamos canciones de todos los estilos para abarcar más repertorio y funciona porque llevamos mucho tiempo haciendo bolos en sitios como el Zentral o en bodas», comenta Daniel Amatriain.

En cuanto al modo de trabajo de este coro, el director es quien graba los audios que posteriormente envía a los integrantes para que estos se aprendan su voz. Y para formar parte de Alaikapela, Daniel Amatriain señala que: «Antes de entrar se hace una pequeña prueba en la que necesito ver si esa persona afina y si es capaz de mantener una voz mientras otras pasan por encima, también si esa persona tiene percusión y sabe llevarla.

Integrantes

Según Daniel Amatriain, este coro está en constante movimiento en cuanto a los integrantes y actualmente cuenta con 28 componentes. Estos, que responden a un perfil que va de los cuarenta años hacia arriba, utilizan las sesiones de ensayo semanales para evadirse. «Se apuntan al coro a modo de hobby y lo hacen para entretenerse y desahogarse del día a día», apunta Amatriain, que además señala que hay personas que llevan diez años en el coro y «quieras o no al final van cogiendo una serie de características que la línea entre hobby y semiprofesional se disipa un poco».

Patricia Castilla es una de las integrantes que más tiempo lleva en Alaikapela, en concreto diez años, pero según esta pamplonesa todos son amateurs. «Cuando entré el coro ya tenía varios años de vida y era un grupo de personas que se movían por el gusto por el gospel. Siempre quise formar parte de un coro de este tipo y buscando un poco me junté con un grupo de personas que vinimos a Alaikapela», añade Castilla.

Para la cantante de Alaikapela, el espíritu del gospel y el buen ambiente que se respira día a día en los ensayos es suficiente para «que salgamos alegres y habiendo sacado toda la adrenalina».

En el caso de Salvador García, que lleva siete años en Alaikapela, su pasión por el gospel le hizo entrar en el coro una vez se jubiló. «Siempre me han gustado las canciones del estilo del gospel, soul y blues», señala García. Para él es importante tener un grupo en el que todos sientan lo mismo, «porque en el gospel lo fundamental es sentirlo y que salga del corazón». Según Salvador García en otra vida «tuve que ser negro», debido a sus gustos musicales. «La familia ya me ha visto en los conciertos y me apoya mucho», finaliza el cantante.

Una de las últimas incorporaciones, Cristina Ruiz que entró en diciembre de 2018, comenta que la música es muy alegre y el director el mejor que ha tenido hasta ahora en su andadura en la música y el teatro. «Me gusta mucho también cómo reacciona la gente cuando cantamos», apunta Ruiz.